3/4/2014

Vacaciones exprés a Barcelona, Día 2.


Bueno, se que he tardado pero aquí estoy de vuelta. Quise hacer este post la semana pasada pero como me pasa a veces, he peleado con la tecnología y he decidido que mi portatil se cure solo del virus que ha pillado porque debido al poco caso que me hace cuando intento solucionarlo, creo que lo mejor será dejarlo para que repose en su combalecencia. 
Así pues subo esta entrada desde mi Galaxy Note II así que espero que no esté muy descuadrada.


Como habréis adivinado, el domingo visitamos la Sagrada Familia, la obra cumbre de Gaudí según los expertos y los escritos que el mismo dejó, además de el tiempo que dedicó, más de 20 años.


La grandiosidad de la catedral permite hacer unas fotos preciosas.



Después acudimos al Parque Güel, donde hicimos un picnic e interactuamos con las palomas hasta que practicamente nos invadieron y tuvimos que empezar a echarlas jeje.


En esta obra de Antonio Gaudí queda bastante reflejada su invención del Trencadís, cubriendo el gran banco serpenteante de la plaza central.



¿No os parece la casita de chocolate del cuento?


Lo que os decía, cuando el paisaje es hermoso, la foto se te regala.
Fijaos en la foto de abajo, las columnas desde mi perspectiva parecías los troncos de las palmeras de la planta superior.
Es un juego al que Gaudí era aiduo, los trampantojos.


Oh! La primavera en el Parque Güell, una maravilla.
Si viviese en Barcelona sería de los sitios que más visitaría, ¡y me pequeño Pelayo disfrutaría en grande jugando con los pajaritos!






Esta casa no pertenece al parque, pero si que hay estas vistas desde él. Eso es otra cosa maravillosa, hay algunas casas alrededor realmente hermosas.



Total, la Barcelona de Gaudí, algo que los amantes del arte no podéis perderos. No me extiendo mucho en esta entrada porque se que sois pocos los que la leeis y que os  gusta más repasar el recorrido en fotos.

Un besazo a todos,
Lady C.

27/3/2014

Vacaciones exprés a Barcelona

 Día 1  
Este finde pasado pasé dos días geniales en Barcelona y traje montones de fotos y experiencias para compartir con vosotros, ¿preparados?.
Primero, el equipaje
El equipaje, ligero para no tener que facturar y con lo esencial para 2 días de puro turismo.
Cuando como yo, tienes unas vacaciones expres necesitas que tu maleta sea muy funcional y llevar muy, muy poquito. Yo llevaba 2 conjuntos más el que llevaba puesto, lo ideal es llevar uno de más por si acaso o incluír unos jeans o leggins que te convinen con todo lo que ya has metido en la maleta para así no tener que hacer alguna compra de última hora en el destino porque te ocurra cualquier desastre como a mi, que me manché de helado (típico).


Total, que mi look uno, era una capita de leopardo super calentita y cómoda de Primar, unos jeans brocados grises de Zara, un jersey finito blanco también de Zara, y los sneakers de Chanel. 
Un look ideal para el avión, el metro y la busqueda del hotel sin tener que lamentarte y decir ¿¡por qué me pondría esto!?

Tonterías varias en el avión



(Me encanta mi antifaz de Tiger)

 Barcelona 

Lo primero que visitamos tras dejar el equipaje en el hotel fue la Rambla pero como empezó a llover nos tuvimos que meter en el Mercado de la Boquería , lo que me permitió hacer todas estas fotos tan coloristas y con todos esos productos tan variados.
 

Agún día decoraré mi despensa de esta manera. 


Ver el glamour en unos ajos y unos pimientos no es difícil después de esta colección de Dolce & Gabbana no es difícil.

 Chocolates de pascua 



Delicioso ¿eh?
Hay cosas que entran por la vista y parece que casi las saboreas...

Encontramos una variedad de  Carnes  incontable!


Lo que decía, siempre acabo relacionándolo todo con la moda.



Dulces y más dulces... Qué tentación!

 

Hasta aquí llega el Fresón de Palos, mucho más caras caro.  Suerte que yo las tengo cerca ¡¡y esta primavera me voy a artar!!.



Super curiosas las chocolatinas de iphone no os parece?

Después del almuerzo tomamos un helado en una de las heladerías de los alrededores de las Ramblas donde los helados son naturales, sin conservantes y saben a puritito mordisco de fruta helada.


Bueno pues una vez teníamos fuerza suficiente, empezamos con lo que iba a ser la tarde de turismo más agotadora que he tenido nunca (para esto no cuento el turismo con mis tíos, sube montes, baja montes, ahora a un lago, después a una iglesia...).

En primer lugar visitamos la Casa Batlló, algo que para mi era imprescindible ya porque en otras dos ocasiones he estado en la ciudad de Barcelona y no tuve ocasión de visitar mi obra favorita de Antonio Gaudí.




Sinceramente, algunas lámparas no eran obra suya pero eran tan divinas que tuve que fotografiarlas todas para poder compartirlas con vosotros.


Esta chimeneita pequeñita era un refujio para el cortejo, se diseñó para que pudiera estar una pareja sentada en un banco y la carabina en el de enfrente, que tiene sitio solo para uno.
Me pareció algo muy curioso y me imagino la de veces que habrán sentido que sobraban dichas carabinas...


¿Maravillosas las puertas no?
Un dato curioso es que si las miras desde un lado, los cristales tienen un tono oscuro y desde la otra parte brillan por sus colores vivos.




El patio de luces, algo que me entusiasma tanto por sus tonos azules en degradado como por los relieves de los azulejos. Este patio tiene el color en ascendente porque Gaudí pensó que habría siempre más luz en la parte de arrriba, por donde entraba, así es que mandó colocar tonos azules oscuros en lo más alto e ir descendiendo hasta abajo en una escalera de color para dar la sensación de que había la misma luz en los pisos de arriba y en los de abajo.


En una de las salas podeis visualizar en una especie de cuento proyectado, todas las inspiraciones que tuvo, o pudo tener Gaudí a la hora de diseñar la Batlló.
Para introducir a los más pequeños en el arte, es perfecto.


Había proyecciones en muchas habitaciones para que pudieras imaginarte para que se utilizaba cada estancia.


 ¿No os parecen una locura los detalles de la escalera? Una vez más, comparo un detalle que me llama la atención con la moda. 
( Corsé de VERSACE)

 La azotea 





 ¿Qué os parecen las chimeneas?  A mi me da la sensación de que son brotes gaudianos que salen del subsuelo para dar color al mundo de edificios sobrios, grises y tristes que normalmente ocupan las ciudades.



Photoshoting para VOGUE con vestido de Alexander Mcqueen en Batlló.

 La hermosa fachada 




Parece ser que Gaudí escogió de referencia las vertebras humanas para realizar sus balcones.

Tras una larga visita a la casa Batlló, nos dirigimos a  La Pedrera.


La inspiración de Gaudí para la forma de los balcones eran... ¡algarrobos!







  Habíamos concertado una cita especial en la que nos enseñaban la casa a tan solo 10 personas y  podías contemplar cada detalle en todo su explendor. La visita incluía un guía en carne y hueso que iba contando anécdotas muy graciosas sobre Gaudí, los Milá (familia a la que perteneció la casa), el cotilla del conserje que la cuidaba, etc. A mi esto me valió de bien poco por que no me interesaban los ires y venires de la gente que la habitaba si no más bien cómo Gaudí era capaz de realizar obras tan bellas.


Mientras que el grupo seguía a la guía, yo me quedaba rezagada en las habitaciones contemplando los entresijos, curvas, diseños en general del moviliario, las paredes, el techo, los suelos...

También en esta casa museo había proyecciones que ayudabana  comprender la obra.


LLegamos a la azotea, la misma que se quedó sin terminar según pude escucharle a la guía. Esto pasó por desaveniencias de el Gaudí con la familia Milá, él quería poner todos los "guerreros protectores" cubiertos de vidrios de botellas de cava y esto a la familia le pareció muy poco glamuroso para ellos que no podían poner algo tan barato en la decoración de lo que sería el edificio representativo de la riqueza de los Milá. Total, que Gaudí les dijo "¿Si?, ¡¡Pues ahí os quedáis que yo tengo mucho trabajo en la Sagrada Familia como para estar aquí contemplando papanatas!!"  (o algo así :P).


Ahí veis algunas de las chimeneas con forma de cascos de soldado recubiertas de vidrios reciclados de botellas de cava.



Por último, bajamos a tomar una copa de cava que incluía la visita.


  
Mañana, el día dos. ¡No sabéis lo que tardan en cargarse las fotos de una Canon profesional!

Con mucho amor, 
Lady C.